Saltar al contenido principal

Centro de Juventud. Alcalá de Guadaira

El proyecto parte de los valores que inspiran la casa de la juventud, un edificio en U que rodea el espacio público. Este abrazo envuelve y acoge la nueva plaza, creando un lugar de encuentro para los jóvenes de Alcalá.

El proyecto parte de los valores que inspiran la casa de la juventud -ideas como solidaridad, comunidad o participación- y trata de materializarlos a través de su forma, construyendo un gran espacio en forma de “U”, que abraza el espacio público. Este abrazo envuelve y rodea la nueva plaza, creando un lugar de encuentro para los jóvenes de Alcalá.

El edificio se desarrolla en planta baja, con una estructura de pilares metálicos muy clara. Esta estructura permite la adopción de soluciones industrializadas, y favorece la transparencia entre interior y exterior. Este esquema estructural de pilares vistos construye tres volúmenes desmaterializados a doble altura que marcan la imagen del conjunto. Cada uno de estos volúmenes alberga una pérgola con vegetación colgante que crean diferentes espacios a caballo entre el interior y el exterior, dotando de sombra y frescor al espacio público.

La estructura metálica del edificio sirve, por tanto, como guía para el desarrollo de plantas trepadoras que relacionen el nivel de la plaza con la cubierta del edificio, creando una imagen de naturaleza envolvente. Pero además de esta función, esta estructura permite el desarrollo de exposiciones al aire libre con unos costes reducidos, mediante la colocación de lonas vinílicas fijadas mecánicamente mediante bridas.

La principal apuesta de las fachadas se basa en su mutabilidad y su capacidad para adaptarse a los cambios. De este modo, más que una fachada, el proyecto propone construir un soporte que pueda ser colonizado por la naturaleza, pero que también pueda ser modificado por los propios usuarios del centro, promoviendo exposiciones fotográficas, campañas de sensibilización o concursos de grafitis sobre lienzos efímeros.